PALESTINA ES VÍCTIMA Y MÁRTIR DE LA MÁS INMORAL MATANZA DE NIÑOS, JÓVENES , HOMBRES Y MUJERES POR EL ESTADO SIONISTA DE ISRAEL 



FUERZAS ISRAELÍES LLEVAN A CABO UNA BRUTAL INCURSIÓN CONTRA PALESTINOS DETENIDOS EN LA PRISIÓN DE RAMON 



El Gobierno de Israel quiere apagar la emisión de Al Jazeera en su territorio / Federación de Periodistas Árabes condena campaña israelí contra Al Jazeera / Asentamientos israelíes se triplicaron en la primera mitad de 2017 / Franja de Gaza: ‘Mi niño se murió ante mis ojos’ / Nieto de Mandela pide cese de relaciones entre Sudáfrica e Israel / Los Socialistas Demócratas de EEUU dan el SÍ a boicotear a Israel / Paz, una palabra incómoda en Palestina

Resumen Latinoamericano–
El Gobierno de Israel quiere apagar la emisión de Al Jazeera en su territorio

La cadena más vista del mundo árabe ha sido acusada por el Estado de Israel de convertirse “en una herramienta del Daesh, Hamás y Hezbolá e Irán”

“Incitar a la violencia”. Esa es la razón que esgrime el ministro de Comunicación de Israel, Ayub Kara, para apoyar su intención de prohibir las emisiones de la cadena de televisión Al Jazeera.

Si hace tan solo unas semanas eran Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin los que bloqueaban la señal por satélite y cable del medio catarí, ahora es el Estado hebreo el que quiere restringir las acciones de Al Jazeera en su territorio.

La propuesta fue anunciada el domingo durante una rueda de prensa del ministro de Comunicación de Israel y abarca medidas como prohibir la recepción de las emisiones de la cadena de televisión, cerrar sus oficinas en Jerusalén y retirar las acreditaciones de los periodistas que operan en el territorio.

“Casi todos los países de nuestra región han constatado recientemente que Al Jazeera apoya el terrorismo y el radicalismo religioso”, explicó el ministro de Comunicación israelí. “Se ha convertido en una herramienta del Daesh, Hamás y Hezbolá e Irán” , añadió Kara.

El responsable de comunicación del Estado de Israel espera que el Parlamento del país, el Knesset, debata próximamente su petición. “Voy a pasar por el mecanismo [legislativo] para crear una autoridad en la que pueda actuar libremente, trataremos de ponerle fin lo antes posible”.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, mostró su satisfacción con las declaraciones de su ministro de Comunicación.
“Felicito al ministro de Comunicaciones, Ayoub Kara, que, siguiendo mis instrucciones, tomó hoy una serie de medidas prácticas para detener la incitación de Al Jazeera en Israel”, escribió en la red social Twitter.

No es la primera vez que Netanyahu muestra su rechazo a la cadena con mayor audiencia en el mundo árabe. El primer ministro israelí había amenazado en el pasado con cerrar las emisiones de Al Jazeera en el país. La última vez fue el pasado 27 de julio, durante la reciente crisis de la Explanada de las Mezquitas, cuando acusó a Al Jazeera de alentar a la violencia contra Israel.

“Si hace tan solo unas semanas eran Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin los que bloqueaban la señal por satélite y cable del medio catarí, ahora es el Estado hebreo el que quiere restringir las acciones de Al Jazeera en su territorio”.

La cadena de televisión árabe no ha tardado en reaccionar a las declaraciones de Kara. En un comunicado, Al Jazeera ha denunciado las medidas de un país que afirma ser “la única democracia en Oriente Medio”. “ Al Jazeera enfatiza que observará atentamente el desarrollo de lo que pueda resultar de la decisión israelí, y tomará las medidas legales necesarias”, explican en el comunicado.

Además, la cadena catarí negaba que su cobertura de los incidentes en la explanada de las Mezquitas fuera incorrecta y enfatizó que continuaría cubriendo los eventos en “los territorios palestinos ocupados de manera profesional y precisa, de acuerdo con las normas establecidas por organismos internacionales, como la Oficina de Comunicaciones del Reino Unido (Ofcom)”.

Fuente: Playground Magazine
FEDERACIÓN DE PERIODISTAS ÁRABES CONDENA CAMPAÑA ISRAELÍ CONTRA AL JAZEERA

La Federación de Periodistas Árabes (FAJ) condenó la decisión del gobierno israelí de cerrar la oficina del canal de noticias Qatarí Al Jazeera en Jerusalén, expresando su solidaridad con el personal de Al Jazeera en el territorio palestino.

El 1 de agosto, las autoridades israelíes revelaron que habían iniciado discusiones oficiales para redactar un proyecto de ley que obligaría al cierre de Al Jazeera en Israel.

El ministro de Comunicaciones, Ayoub Kara, dijo en ese momento que “discusiones profesionales” estaban en marcha para redactar un proyecto de ley que cerraría la red de noticias premiada.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también acusó a Al Jazeera de “incitar a la violencia” deliberadamente en el recinto de la Mezquita Al-Aqsa por su cobertura de los eventos allí en julio, y exigió que las autoridades israelíes cerraron sus oficinas en Israel.

El domingo, Kara dijo que Israel estaba planeando revocar las credenciales de prensa de los periodistas de Al Jazeera y tirar del canal de noticias desde el aire en Israel, un movimiento Netanyahu saludó en Twitter diciendo que el ministro estaba “siguiendo mi guía … para terminar con Al La incitación de Jazeera en Israel “.

La FAJ calificó la decisión israelí de una grave violación de la libertad de expresión y de la libertad de prensa, que tendrá un peligroso impacto en el derecho del público a tener acceso a diferentes puntos de vista en las noticias, conflicto.

La organización pidió a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) que intervenga inmediatamente y presione al gobierno israelí para que suspenda sus procedimientos contra Al Jazeera y responsabilice a Israel por violar el derecho internacional.

La FAJ dijo que el ataque de Israel a Al Jazeera fue parte de una escalada más amplia de medidas dirigidas a periodistas y medios de comunicación, agregando que los movimientos eran políticamente motivados y no estaban relacionados con las reclamaciones de detener la “incitación”.

Al Jazeera también denunció los ataques, agregando que buscaría medios legales para evitar intentos de cerrar la oficina del canal, informó el domingo el Times of Israel.

“Al Jazeera deplora esta acción de un estado que se llama el único estado democrático en el Medio Oriente y considera que lo que ha hecho es peligroso”, dijo un funcionario sin nombre de la oficina de noticias de Qatar.

Los llamamientos de Israel para cerrar Al Jazeera no son nuevos, ya que se han hecho varios intentos en el pasado para cerrar la red sobre su enfoque en las actividades de Israel en el territorio palestino, lo que las autoridades israelíes consideran “incitación” al Estado israelí.

El proyecto de ley israelí dirigido a Al Jazeera se produce en medio de una reacción diplomática entre Arabia Saudita y Qatar, con Arabia Saudita y varios otros países rompiendo relaciones con Qatar en un esfuerzo por aislar al país y hacer cumplir varias demandas al gobierno de Qatar.

La principal demanda es que Qatar detenga su financiación a grupos armados en la región, una denuncia que Qatar ha negado sistemáticamente.

Varios países han cerrado ya las oficinas de Al Jazeera, entre ellas Arabia Saudita, Jordania y Bahrein -todas las monarquías que tienen pocas o ninguna libertad de prensa- y Egipto, que Reporteros sin Fronteras ha denominado “una de las mayores cárceles para periodistas .

” Los analistas han señalado que las naciones árabes han proporcionado a Israel el clima político perfecto para seguir adelante con su antigua inclinación a desconectar la red.

Otros han señalado que Al Jazeera ha proporcionado una plataforma importante para las voces palestinas, a menudo marginadas por la influencia de Israel sobre los medios de comunicación internacionales, y por historias que exploran los efectos de la ocupación militar de Jerusalén oriental, Cisjordania y Gaza durante medio siglo. .

Algunos han señalado la ironía de la llamada “única democracia en el Medio Oriente” que cierra una red de noticias a instancias de una monarquía gobernada por una familia real que es acusada rutinariamente de abusos contra los derechos humanos y cuyos ciudadanos no tienen una base Derechos de expresión o libertades de prensa.

Mientras tanto, Israel también ha sido duramente criticado en las últimas semanas por sus ataques contra periodistas palestinos e instituciones mediáticas en medio de dos semanas de protestas en torno a las restricciones israelíes contra Al-Aqsa.


Asentamientos israelíes se triplicaron en la primera mitad de 2017

La escala de las actividades de asentamiento israelíes en los territorios ocupados palestinos ha aumentado casi tres veces en la primera mitad de 2017, en comparación con el mismo período del año pasado, según un informe.

Esta cifra fue revelada en un informe semanal publicado el sábado por la oficina nacional palestina para la defensa de la tierra y la resistencia a los asentamientos.

De acuerdo con este in forme, este aumento de las actividades de asentamientos israelíes en Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) ignora completamente las condenas internacionales.

A principios de esta semana, el primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benyamin Netanyahu tomó parte en una ceremonia para la construcción de 1000 nuevas viviendas en la ciudad de Beitar Illit en la ocupada Cisjordania.

Según dicho informe, las nuevas estructuras están destinadas a albergar a los israelíes que fueron desalojados de la “ilegal” colonia de Amona, ubicada en la ocupada Cisjordania.

El régimen de Tel Aviv sigue sus políticas expansionistas en los territorios ocupados palestinos pese a que la construcción de asentamientos israelíes en tierras palestinas es considerada “ilegal” por las Naciones Unidas, la Unión Europea y un gran número de países y organismos internacionales.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos en los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén), ocupados desde la Guerra de los 6 Días, en 1967.

Fuente: Alwaght
FUERZAS ISRAELÍES LLEVAN A CABO UNA BRUTAL INCURSIÓN CONTRA PALESTINOS DETENIDOS EN LA PRISIÓN DE RAMON

Las fuerzas especiales del Servicio Penitenciario de Israel (ISP) atacaron la prisión de Ramón y asaltaron a los detenidos palestinos en las primeras horas del lunes, informó el Comité Palestino de Asuntos de Prisioneros en un comunicado.

Según el comité, las unidades especiales de Massada y Dror, además de miembros de la unidad de Yamas de la policía de fronteras israelí, asaltaron la sección 1 de la prisión y “brutalmente” atacaron a prisioneros palestinos.

Las unidades especiales de Massada y Dror están entrenadas para lidiar con los “disturbios” carcelarios. La unidad de Yamas, mientras tanto, está vinculada a la agencia de inteligencia israelí Shin Bet.

Un portavoz de IPS le dijo a Ma’an que podían “confirmar que ha habido una búsqueda de rutina en la prisión de Ramón”.

Las autoridades israelíes tienen actualmente 6.128 palestinos en prisiones israelíes, según el grupo de derechos de los prisioneros Addameer, entre ellos 450 sin cargos ni juicio.

El grupo ha informado de que el 40 por ciento de la población masculina palestina ha sido detenido por las fuerzas israelíes en algún momento de sus vidas.
Delegación de Hamas se reúne con ministro de Relaciones Exteriores iraní en Teherán

Una delegación de Hamas viajó a Irán el lunes y se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores del país, Muhammad Javad Zarif, en Teherán, informó la oficina de información pública de Hamas en Gaza.

Según informes, la delegación incluyó a los funcionarios de Hamas, Izzat al-Rishq, Usama Hamdan, Saleh al-Arouri y Zaher Jabarin.

Según una declaración de Hamas, Zarif reiteró que Palestina sigue siendo una de las principales prioridades de la política exterior de Irán, y añadió que la República Islámica de mayoría chiíta valoraba sus relaciones con todas las facciones políticas palestinas en general y con Hamas en particular.

“Estamos dispuestos a dejar a un lado todos los desacuerdos por el bien de apoyar a Palestina y al pueblo palestino, así como a la unidad de la comunidad musulmana”, dijo Zarif, añadiendo que el apoyo de Irán a Palestina sigue siendo inquebrantable.

Al-Rishq, entretanto, reiteró que Hamas también valoró su relación con Irán como un país musulmán para quien la cuestión de Palestina sigue siendo una causa central. Hamas, al-Rishq dijo, “cree que la comunidad musulmana debe estar unida y debe poner a un lado las disputas y apuntar todas las fuerzas al enemigo común, que es la ocupación (israelí)”.

La facción política palestina se encuentra actualmente en una posición delicada debido al asedio diplomático de Egipto, Arabia Saudita y otros países de la mayoría sunní sobre el antiguo partidario de Hamas, Qatar.

En los primeros días de la crisis diplomática, la relación de Qatar con el “grupo terrorista” de Hamas fue citada como una justificación principal del asedio, pero al final, romper los lazos con Hamas no llegó a la lista de demandas de Arabia Saudita a Doha .

Como resultado de la crisis, Hamas ha tratado de consolidar los lazos con Irán, un feroz rival tanto de Israel como de Arabia Saudita, y Egipto, el único país que comparte una frontera con la sitiada Franja de Gaza, Libertad de movimiento de los dirigentes.


FRANJA DE GAZA: ‘MI NIÑO SE MURIÓ ANTE MIS OJOS’

Wisam, un niño de seis años, tose fuertemente mientras su padre le observa junto a su cama. Wisam padece fibrosis cística pero los hospitales de Gaza carecen de los tratamientos enzimáticos que necesita para mantenerle con vida.

Una niña palestina con cáncer recibe tratamiento en un hospital de la ciudad de Gaza el pasado mes de junio (Muhammad Asad/Apa images)

La incertidumbre sobre lo que va a pasar con Wisam le está creando a su padre, Bahjat Abu Rashid, una gran ansiedad. Hace dos años que murió el otro hijo varón de Bahjat, Muhammad. Bahjat dice que Muhammad tenía un problema de corazón y que no se permitió que pudiera salir de Gaza para ser operado.

“Si esta situación continúa, perderé a mi segundo hijo”, dijo Bahjat. “Estamos pagando el precio de los conflictos políticos”.

Wisam está siendo tratado en el hospital pediátrico Abdelaziz al-Rantisi, en Ciudad de Gaza. Los doctores le han dicho a Bahjat que su hijo puede morir en cualquier momento.

Como el tratamiento de fibrosis cística es caro, poder disponer del mismo para las necesidades médicas de la gente que tiene este desorden genético es difícil en cualquier circunstancia. Pero los problemas de los pacientes de Gaza se han agravado muchísimo recientemente.

La Autoridad Palestina, que tiene su sede en la Cisjordania ocupada, había estado dedicando a los hospitales de Gaza alrededor de 4 millones de dólares al mes hasta principios de año. Esa suma se redujo a 2,3 millones de dólares en abril y a sólo 500.000 al mes siguiente.

Las píldoras Kryon que necesitan las más de 300 personas en Gaza que padecen fibrosis cística, muchas de ellas niños, ya no están disponibles.

La AP ha introducido esos recortes al albur de las últimas fricciones entre Fatah, el partido que domina la Autoridad, y Hamas, que está a cargo de los asuntos internos de Gaza. Esos recortes están infligiendo un enorme sufrimiento a los palestinos de Gaza, que llevan más de una década bajo asedio israelí.

Ni siquiera los bebés han logrado salvarse. También se han agotado las existencias de leche terapéutica para alrededor de 240 bebés con deficiencias enzimáticas. La consecuencia va a ser que esos niños “sufrirán problemas de desarrollo toda su vida”, afirma la organización Médicos por los Derechos Humanos-Israel.

“Vergonzoso”

Los recortes se superponen a la congelación de la financiación de la energía. En abril, la AP anunció que iba a dejar de pagar a Israel el suministro de electricidad a Gaza. Desde entonces, dicho suministro ha caído hasta mínimos históricos todo el tiempo. Desde hace muchos días, Gaza sólo está recibiendo tres horas diarias de electricidad, quizá menos.

Los hospitales han sido especialmente castigados por esa medida. Las operaciones que necesitan de un suministro continuado de energía durante varias horas han tenido que ser aplazadas. Además, las máquinas de diálisis renal no han podido funcionar.

Huda Abu Madlala, de 44 años, está entre las más de 300 personas que dependen de 45 máquinas de diálisis en al-Shifa, el hospital más grande de Gaza.

Abu Madlala tiene miedo de morir al tener que prescindir de la diálisis debido a los cortes de energía.

“Nos estamos muriendo porque no hay suficiente electricidad”, dijo. “Esto es vergonzoso. Para los políticos, sólo somos números. No sé cómo mis hijos van a poder vivir sin mí en un lugar por el que nadie siente compasión, ni siquiera por los enfermos”.

Ashraf al-Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, dijo que la AP en Cisjordania “se comporta con nosotros de forma maliciosa”.

Cuando los pacientes de Gaza necesitan tratamiento fuera de la Franja, se da traslado de sus casos a la sede de la AP en la ciudad cisjordana de Ramala. Según al-Qidra, la AP ha dejado de autorizar cientos de esos casos a los largo de los últimos meses. Sin dar ninguna razón por tal conducta, añadió al-Qidra.

Veintidós pacientes han muerto hasta ahora en lo que va de año esperando el permiso para ser tratados fuera de Gaza, según los datos del Ministerio de Sanidad. Casi la mitad de ellos eran niños.

Sin embargo, es muy probable que la cifra sea más alta ya que el ministerio no tiene conocimiento de todos los casos.

Yara Ismail Bajit, de tres años, que padecía una cardiopatía, está entre los pacientes que han muerto porque no pudieron conseguir que la AP les sacara de Gaza.

Los pacientes que requieren un traslado fuera de Gaza tienen que lidiar con diferentes capas de la burocracia. Incluso cuando son transferidos a hospitales dentro de Israel, tienen que enviar primero su solicitud de permiso para viajar a la Autoridad Palestina.

Más del 90% de los pacientes de Gaza que remitieron sus expedientes a la AP el pasado mes de mayo, no han recibido aún respuesta, según Médicos por los Derechos Humanos-Israel.

“La vida en un cementerio”

Maysa Ashour está intentando que trasladen a su hija Liyan de Gaza a Jerusalén porque tiene cáncer de estómago. Tras varios meses de espera, Maysa ha agotado ya sus esperanzas.

“Parece que Liyan se morirá a menos que la operen”, dijo Maysa. “Hemos apelado a todo el mundo, pero ha sido completamente inútil”.

Faris Afana, que trabaja como paramédico, ha perdido a Anas, su hijo de nueve años. Anas murió a primeros de mes. Necesitaba una intervención quirúrgica para corregir una cardiopatía. Tampoco su familia pudo conseguir permiso para que le trataran fuera de Gaza.

“Anas se murió ante mis ojos”, dijo Faris.

A pesar de haber pasado una década trabajando para el Ministerio de Sanidad en Gaza, Faris no pudo conseguir los permisos necesarios para el tratamiento de su hijo. “No pude salvarle”, dijo.

“Estamos viviendo en un cementerio”, dijo Inas al-Najar, la madre de Anas. “Mi hijo no fue el primero en morir. Y, desgraciadamente, no será el último.

Sobre el autor: Sarah Algherbawi es una escritora y traductora freelance de Gaza.

Fuente:My child died before my eyes

Fuente: Sarah Algherbawi, The Electronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández)
Nieto de Mandela pide cese de relaciones entre Sudáfrica e Israel

El nieto del revolucionario sudafricano anti-apartheid, Nelson Mandela, insta al Gobierno a romper todas las relaciones diplomáticas y comerciales con Israel.
El domingo, el miembro del Congreso Nacional Africano (CNA), Mandla Mandela, pidió al Parlamento que presione a las autoridades del país para expulsar al embajador israelí en Sudáfrica, Arthur Lenk, y cortar todas las relaciones bilaterales, informó la agencia turca de noticias Anadolu.

“La historia nos pide que adoptemos medidas similares a las que fueron adoptadas por las comunidades de la libertad, la justicia y el amor que apoyaron al movimiento global contra el apartheid y el brutal e ilegítimo régimen sudafricano”, dijo Mandla.

El nieto de Mandela también elogió la decisión tomada por un grupo de legisladores del CNA de rechazar la solicitud de reunirse con una delegación del régimen israelí.

“El Parlamento se ha mantenido fiel al compromiso de Nelson Mandela con respecto a defender la causa palestina hasta que Palestina sea libre”, añadió.

La mayoría de los sudafricanos ha apoyado históricamente a los palestinos debido a las similitudes entre la ocupación israelí y la era del apartheid de Sudáfrica.

Mandela dijo en 1997 que “nuestra libertad está incompleta sin la libertad de los palestinos”.

Desmond Tutu, el arzobispo laureado del Premio Nobel de la Paz en 2002, ha indicado que su visita a los territorios ocupados palestinos le recordó “mucho de lo que experimentaron los negros en Sudáfrica”.

El Partido Comunista de Sudáfrica y el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel han asegurado en reiteradas ocasiones que intensificarán sus acciones antiisraelíes por los crímenes que comete el régimen de Tel Aviv contra la nación palestina.

Además, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, repudió las políticas expansionistas del régimen de Tel Aviv en los territorios ocupados palestinos.

Fuente: Hispan TV
Los Socialistas Demócratas de EEUU dan el SÍ a boicotear a Israel

En un momento de crecimiento histórico del número de afiliaciones, los socialdemócratas estadounidenses se unen al BDS y abandonan la Internacional Socialista.

90 % de los delegados de Socialistas Demócratas de EE.UU. (DSA, en inglés) votan la adhesión al Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel, 5 de agosto de 2017.

“¡Desde el río (Jordán) hasta el mar (Mediterráneo), Palestina será libre!”, corearon ayer sábado cientos de delegados de Socialistas Demócratas de EE.UU. (DSA, por sus siglas en inglés). tras aprobar por mayoría de 90 % sumarse al movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) al régimen israelí en la convención bienal de su organización, celebrada en la Universidad de Illinois, en Chicago (noreste de EE.UU.).

La decisión, reportada por Twitter por la corresponsal del semanario The Nation, se adoptó en una convención que acaba de romper con 25.000 afiliados, su récord en número de miembros, tras el fenómeno que supuso el año pasado el gran apoyo popular a la candidatura presidencial (finalmente retirada) del senador Bernard ‘Bernie’ Sanders, autoproclamado socialista demócrata o socialdemócrata.

La adhesión al boicot al régimen de ocupación israelí fue además uno de los factores que influyeron en una decisión quizá capital para el futuro de la organización, aprobada también el sábado, como fue la de abandonar la Internacional Socialista, en gran medida por la evolución de su posición hacia el neoliberalismo.

En esa organización están integrados grandes partidos de todo el mundo como el alemán Partido Socialdemócrata (SPD, en alemán), el Congreso Nacional Indio (INC, en inglés), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Al-Fatah palestino, entre muchos otros. Hay también dos partidos israelíes: el Partido Laborista y Meretz.

La asunción del BDS por la organización socialdemócrata estadounidense es especialmente significativa además por los crecientes obstáculos impuestos al rechazo a contribuir económicamente a la ocupación israelí de Palestina, tanto en EE.UU. como en otros países occidentales.

Anteayer mismo (viernes), The Nationreportaba el apoyo de 50 senadores estadounidenses a un proyecto de ley que convertiría el apoyo al boicot al régimen israelí en delito grave (felony) castigado con hasta 1 millón de dólares y 20 años de prisión.

Fuente: Hispan TV
PAZ, UNA PALABRA INCÓMODA EN PALESTINA

Elvira Sánchez-Igual, de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE), relata su viaje a Palestina para dar formación a los maestros contra la violencia

En la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) cambiamos la palabra paz por valores, pero la cuestión de fondo está ahí. LEANDRO LAMAS

Llegué al Aeropuerto de Tel Aviv el sábado 1 de abril con bastante miedo en el cuerpo. Supongo que el tener que hacer un curso previo de seguridad nivel básico y avanzado de Naciones Unidas me influyó, pero me condicionó mucho más todo lo que me habían contado: “te vas a un sitio inseguro y conflictivo, te van a hacer muchas preguntas en el aeropuerto, tú no les digas que vienes a hablar de paz con los palestinos, no les digas que viajas a Ramala porque te van a interrogar, te van a quitar todo el material escolar que llevas en la maleta si les dices que vas a ir a los territorios palestinos…” Esa sensación de estar haciendo algo que no debía contar me acompañó durante el viaje.

Todo empezó en 2009. Conocí a Selena Bajraktarevic cuando, como Responsable de Salud y Nutrición de la Oficina de UNICEF de Bosnia, me propuso viajar a Sarajevo para dar formación sobre el programa de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) de educación para la paz desde la primera infancia a los maestros de Bosnia y Herzegovina. UNICEF tradujo al idioma local los 42 valores o unidades didácticas que componen nuestro programa y yo me subí a un avión con destino a Sarajevo con la maleta llena de buenos propósitos. La experiencia fue todo un éxito en un país en el que, tras más de 20 años de paz, aún siguen lamiéndose las heridas de la guerra. Cuando el 18 de octubre de 2016 Selena me propuso repetir la experiencia en Palestina, no tardé ni cinco segundos en contestar.

El primer paso fue traducir al árabe las 42 unidades didácticas (una por cada valor a educar). Después empezaron los preparativos del viaje, que no fueron nada fáciles y nos llevaron más de cinco meses. Hubo muchos cambios de agenda; el último fue tres días antes de mi partida: los pasos fronterizos con Gaza estaban cerrados y no era posible entrar en la Franja. Por primera vez en la historia era Hamas quien cerraba sus fronteras y no parecía que fuera a abrirlas, al menos no a tiempo para que pudiéramos dar la formación a los maestros.

Es difícil educar el valor de la tolerancia en la escuela cuando la sociedad no es tolerante; es difícil formar en la justicia cuando no hay justicia

Así que finalmente decidimos hacer por videoconferencia las sesiones programadas. Es triste, pero la realidad del pueblo de palestina es así. Para ellos nada es sencillo, ni siquiera participar en acciones de formación. Será cierta la frase de Nelson Mandela que dice: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

Aún así, yo quería ser positiva y optimista y el mismo día de mi llegada aproveché para hacer un poco de turismo. Fui a la ciudad vieja de Jerusalén para visitar la Iglesia del Santo Sepulcro y el Muro de las Lamentaciones. Cuando pretendía salir por la Puerta de Damasco me vi atrapada entre la multitud sin saber muy bien qué pasaba. La policía había cerrado la entrada debido a un atentado. Eso era lo que se repetía entre las personas que allí estábamos aglomeradas.

El sentido común en estos casos recomienda alejarte de las multitudes, así que me dirigí a la Puerta de los Leones, pero nuevamente estaba cerrada. La policía nos invitaba amablemente a abandonar la zona. Había cerrado todos los accesos a la ciudad vieja. Y yo me decía a mí misma: “Elvira, precisamente este es el motivo por el que estás aquí, para poner en manos de los maestros un programa de educación en valores desde la primera infancia; no pueden seguir así”.

Un poco más tarde me enteré de que un palestino había apuñalado a tres israelíes y había sido abatido por la policía en la Puerta de Damasco. El miércoles de esa misma semana otro palestino, en este caso una mujer, había intentado apuñalar a varios agentes de la policía y también había sido abatida por la policía.

“No uses la palabra conflicto: paz y conflicto son dos palabras muy sensibles en la región y se van a poner a la defensiva”, me dijeron

Pues con este escenario de odio y violencia empezaba yo mi estancia en un lugar en el que, cuanto más te informan, menos entiendes las cosas. “No uses la palabra conflicto: paz y conflicto son dos palabras muy sensibles en la región y se van a poner a la defensiva”, me dijeron. Así que la mañana del lunes 3 de abril empecé a hablar por videoconferencia con 35 maestros de la Franja de Gaza sobre educación para la paz sin poder usar la palabra paz. Y la dinámica se repitió en la ciudad palestina de Ramala dos días más tarde también con otros 35 maestros. No fue complicado porque en AMEI-WAECE trabajamos la educación en valores para la convivencia, así que cambiamos la palabra paz por valores, pero la cuestión de fondo está ahí.

Paz y conflicto son palabras con un alto contenido emocional que encierran muchas historias personales, son muy deseadas pero a su vez generan muchos choques internos. En este caso, valores y esperanza son palabras menos duras ya al evocar emociones positivas que miran al frente. Necesarios para resolver uno de los problemas que tiene la sociedad actual: la dificultad de aprender a convivir juntos y en esa paz. Desde AMEI-WAECE hemos hecho muchos llamamientos a las autoridades para que la educación para la convivencia sea parte de los sistemas educativos. No sabemos convivir. Palestina e Israel no saben convivir juntos y en paz, pero nosotros tampoco. No somos tan distintos de ellos.
Los currículos educativos están muy centrados en aspectos cognitivos y en la adquisición muchas veces acelerada de conocimientos, y olvidan el desarrollo de la personalidad del niño y la educación en valores. Incluso los maestros de Palestina me lo decían: es difícil educar el valor de la tolerancia en la escuela cuando la sociedad no es tolerante; es difícil educar el valor de la justicia cuando no hay justicia. Y tienen toda la razón, es cierto, pero también es cierto que si queremos tener un mundo mejor, hemos de empezar el cambio en las aulas. Y ellos ya lo están empezando a hacer. Para ser amable, comprensivo o justo no basta con quererlo, también hay que saber serlo.

Curiosamente, para los maestros tanto de la Franja de Gaza como de Ramala sus valores prioritarios, de una larga lista de 42, han sido la honestidad, el respeto a la diversidad, la autoestima, la solidaridad, la confianza mutua y en uno mismo y la amistad.

Para poder volar de vuelta a Madrid, en el aeropuerto de Tel Aviv me hicieron infinidad de preguntas sobre mi estancia en Jerusalén, las razones por las que tenía un visado para entrar en Gaza (que no pude usar) y los motivos que me habían llevado a visitar también otros países cuyos sellos aparecían en el pasaporte. Una vez más tuve que explicar de qué color es el cielo sin poder utilizar la palabra azul. No podremos tener un mundo mejor si ni siquiera podemos llamar a las cosas por su nombre, ni para unos ni para otros.

Elvira Sánchez-Igual es precursora del proyecto y portavoz de la organización de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE).